Mode:  

Prevención del cáncer

Aunque existen muchos adelantos en la investigación del cáncer, aún no comprendemos con exactitud la causa de muchos tipos de cáncer. Sin embargo, sí sabemos que existen muchos factores que nos colocan en alto riesgo para diferentes tipos de cáncer. Algunos de estos factores están fuera de nuestro control, pero hay otros en los que sí podemos influir. Hoy en día, tenemos pruebas de detección disponibles para ayudarnos a detectar ciertos cánceres en sus signos más tempranos.

La Sociedad Americana del Cáncer recomienda que todos los hombres de 20 a 40 años se realicen un chequeo médico para detectar cáncer, y después de los 40 años anualmente. Este chequeo médico debe incluir exámenes sobre el cáncer de la próstata, pulmón, colon/recto, piel y leucemia, así como otras enfermedades que no son cáncer.

Lea lo siguiente para que aprenda sobre cómo prevenir el cáncer de la próstata, cáncer del pulmón y cáncer del colon.

Cáncer de la próstata

Factores de riesgo:

  • ¿Tiene más de 50 años?
  • ¿Come mucha grasa en su comida?
  • ¿Tiene sobrepeso?
  • ¿No hace ejercicio?
  • ¿Tiene familiares con cáncer de la próstata?

Comportamientos preventivos:

  • Coma una dieta baja en grasa y muchas verduras, frutas y granos.
  • Haga ejercicio por lo menos 30 minutos todos los días.
  • Manténgase en un peso saludable.

Pruebas de detección:

Considere una prueba de PSA (antígeno prostático) en sangre y un exámen rectal digital a los 50 años o a los 45 años (si usted tiene algún factor de riesgo de los mencionados arriba o si es afroamericano o tiene un padre o hermano diagnosticado con cáncer de la próstata).

Cáncer del pulmón

Factores de riesgo:

  • ¿Fuma?
  • ¿Trabaja cerca de un material que se llama asbestos?
  • ¿Ha tenido exposición a radón, uranio, arsénico o cloruro de vinilo?
  • ¿Fuma marihuana?
  • ¿Está constantemente expuesto al humo del cigarro?
  • ¿Tiene familiares con cáncer del pulmón?

Comportamientos preventivos:

  • Deje de fumar.
  • Aliente a otras personas en su familia o trabajo que dejen de fumar.
  • Si usted fuma y desarrolla los siguientes síntomas, consulte con su médico:
    • tos que no se quita
    • dolor en el pecho que se agrava al respirar profundamente
    • ronquera
    • pérdida de peso y de apetito
    • falta de aire
    • fiebre sin razón aparente
    • infecciones recurrentes como bronquitis y neumonía
    • silbido al respirar

Pruebas de detección:

Ninguna ha sido efectiva. Normalmente se detecta el cáncer del pulmón en una radiografía del tórax, pero pueden no existir síntomas.

Cáncer colorrectal

Factores de riesgo:

¿Tiene familiares con cáncer del colon o recto?

¿Tiene un síndrome llamado síndrome de cáncer colorrectal (también llamado poliposis familiar adenomatosa (FAP) o cáncer del colon hereditario sin poliposos (HNPCC)? FAP o poliposis familiar adenomatosa o cáncer colorrectal sin pólipos (HNPCC) son síndromes hereditarios que aumentan su riesgo de tener cáncer colorrectal y otros cánceres. La diferencia entre estos dos síndromes es el número de pólipos que desarrolla la persona que lo tiene. FAP se asocia con el desarrollo de cientos o miles de pólipos colorrectales precancerosos que cubren todo el intestino y recto. HNPCC se asocia con menos de 10 pólipos que aparecen en el lado derecho del intestino.

  • ¿Tiene una historia personal de cáncer colorrectal?
  • ¿Tiene una historia personal de pólipos intestinales?
  • ¿Ha tenido o tiene familiares con enfermedad inflamatoria crónica (enfermedad de Crohn o colitis ulcerativa)?
  • ¿Tiene más de 50 años de edad?
  • ¿Come alimentos de origen animal?
  • ¿Nunca hace ejercicio?
  • ¿Tiene sobrepeso?
  • ¿Fuma?

Comportamientos preventivos

  • Dé seguimiento a cualquier pólipo adenomatoso que se le detecte antes de que se convierta en cáncer.
  • Haga ejercicio por lo menos 30 minutos.
  • Mantenga un peso saludable.
  • Coma suficientes frutas, verduras y granos integrales limitando los alimentos altos en grasas.
  • Deje de fumar.

Pruebas de detección:

Desde los 50 años, debe seguir una de las cinco siguientes opciones a continuación:

  • prueba de sangre oculta en heces cada 5 años.
  • sigmoidoscopía flexible cada 5 años.
  • prueba de sangre oculta en heces cada 5 años y sigmoidoscopía cada 5 años.
  • enema de contraste de bario cada 5 años.
  • colonoscopía cada 10 años.
 Print